Octubre 7, 2019

Finanzas para universitarios

Al poseedor de las riquezas no le hace dichoso el tenerlas, sino el gastarlas, y no el gastarlas como quiera, sino el saberlas gastar”. Miguel de Cervantes
Cómo puedes lograr dominar tu dinero y gestionarlo de una mejor forma y tips para que administres tus finanzas como todo un profesional.

Que los gastos superen los ingresos es quizá uno de los fenómenos más comunes para los universitarios; la etapa universitaria está llena de cosas nuevas que nunca antes habías vivido, una de ellas tiene que ver con la administración de  tu dinero. Es muy probable que tus padres te den una mesada (un monto de dinero cada mes) y que seas tú quien le de uso a ese dinero, el cual permitirá cubrir tus necesidades y deseos. Los primeros meses te sentirás rico, nunca antes habías manejado tu dinero y sientes que te alcanzará para todo lo que quieras, pero con el tiempo empiezas a darte cuenta que apenas han pasado las primeras semanas del mes y ya no te queda mucho para alcanzar todo el mes.

Este problema te aseguro no solo te sucede a ti, al menos el 95% de las personas a nivel global no administran bien su dinero y la deuda se convierte en la salvadora número uno para sobrevivir hasta fin de mes. Es por eso que decidí escribir este artículo para enseñarte cómo puedes lograr dominar tu dinero y gestionarlo de una mejor forma y además darte un par de tips para que administres tus finanzas como todo un profesional. 

Primero lo primero, un diagnóstico financiero.

El punto de partida para tener unas finanzas sanas es realizar un diagnóstico que te permita analizar cuál es tu situación actual en términos financieros. Durante las próximas  4 semanas realices un diagnóstico de tus finanzas. ¡Sí! Has leído bien, un diagnóstico. Durante este tiempo vas a reportar en un cuaderno o un cuadro de Excel (te lo recomiendo) cuales fueron tus gastos y tus ingresos. Los datos que necesitas son: fecha, descripción, categoría y valor. Aquí te dejo un ejemplo para que te guies.

Debes registrar tus gastos personales día a día, clasificando cada gasto en un categoría correspondiente

Las categorías las puedes definir tú mismo; usualmente serían alimentación, transporte, ropa, salidas (restaurantes, bares, cine, etc), papelería (fotocopias, libros, útiles escolares, etc), viajes y otros. A medida que construyas el registro del primer mes, vas a ir viendo en qué te gastas el dinero y vas a construir las categorías que te interesan supervisar y definir cuánto te gastas. Por ejemplo, si tienes una mascota contigo entonces los gastos que te genere su cuidado deben ser una categoría aparte. 

Una vez hayas recolectado la información de tu primer mes, podrás ver en qué se te está yendo el dinero, podrás comparar en qué categorías te gastas más dinero y si estás a gusto con esa forma de distribuir tu gasto. Además de definir categorías yo usualmente recomiendo que le agregues a tu cuadro una columna extra que defina cuáles de esos gastos fueron para cubrir una necesidad o un deseo. Entonces tu cuadro luciría así:

Puedes agregar a tu diagnóstico financiero una clasificación de gastos de acuerdo a si es una necesidad verdadera o simplemente se trata de un deseo

El objetivo del diagnóstico es que te des cuenta de cuáles son los gastos que te sacan el dinero de tu billetera e identificar cuáles de esos son realmente innecesarios. Al final puedes proponerte dejar de gastar dinero en ciertas cosas inoficiosas como botellas de agua (puedes cargar la tuya y recargarla constantemente) o quizá reducir un poco el gasto en cosas como las rumbas o el cine. 

El presupuesto es la clave

Por si no sabías, crear presupuestos financieros es una tarea muy común en las empresas, los gobiernos, inclusive en algunos hogares. Es un ejercicio clave para prever cómo lucirán tus finanzas para los próximos meses o años. Básicamente se trata de establecer cuáles serán tus ingresos y gastos para el próximo mes, obviamente procurando que los gastos no superen a los ingresos. 

Una vez realizado el diagnóstico estamos listos para crear nuestro presupuesto; para esto deberás definir cuánto esperas gastar en cada categoría, define prioridades en tu vida y así mismo se definirán las prioridades en tus gastos. Además de establecer un presupuesto para cada categoría, te recomiendo que le agregues dos ítems muy importantes: un colchón para gastos imprevistos y un ahorro programado. 

Para el ejemplo, voy a suponer que esperas recibir ingresos por valor de $800.000 y de acuerdo a eso pondré un presupuesto de ejemplo para que te puedas guiar.  En la columna de los tips, te propongo ideas para que sepas cómo calcular cuánto presupuestar para cada categoría, también puedes usar el diagnóstico para tener una idea de cuánto gastaste el mes pasado.

Para crear tu presupuesto financiero personal deberás crear categorías que te permitan controlar tus gastos y designarle a cada un valor máximo para limitar el gasto en dicho rubro.

Cómo crear nuevas fuentes de ingreso

Inicialmente tu única fuente de ingresos sería la mesada que te dan tus padres. Pero como te contaba anteriormente, rápidamente te darás cuenta de que no te alcanza para todo lo que quieres y tendrás que recurrir a buscar nuevas fuentes de ingreso que te permitan comprar todo lo que quieras. Yo te voy a contar sobre algunas opciones que yo personalmente use o quizá alguno de mis amigos  durante la época universitaria.

1.Vender artículos/comida

Esta es quizá la más común, en las universidades mucha gente recurre a ver cosas tan variadas como cigarrillos, brownies, sandwiches, gomitas o todo tipo de golosinas, etc. Aunque también puedes vender cosas un poco más costosas como ropa, accesorios femeninos, entre otros. En esta estrategia lo importante es que conozcas bien a tus clientes y los trates como todo un profesional en ventas, yo te recomiendo tengas una lista con todos los clientes y uses los grupos de WhatsApp o las listas de difusión para promocionar tus productos, los grupos de Facebook aún funcionan y mejor aún si vendes ropa o accesorios ¡una cuenta de Instagram con tus productos sería la sensación!.

2.Dar tutorías (clases personalizadas)

Si dominas algún tema y te sientes cómodo enseñándole a los demás puedes dictar tutorías a tus compañeros de semestres anteriores (o yo inclusive les daba tutorías a los de mi mismo semestre). En nuestra plataforma puedes subir tu perfil y conseguir rápidamente clientes para tus tutorías, puedes inscribirte aquí. Solo debes establecer una tarifa por hora y prepararte para que tus tutorías sean muy profesionales y tus estudiantes queden satisfechos. 

3. Vender lo que ya no usas.

Los libros usados son otra forma de conseguir ingresos fácilmente. Cuídalos muy bien mientras los uses y vendelos a tus compañeros de semestres posteriores. Utiliza los grupos de Facebook o Instagram para publicar tus artículos. También puedes vender otras cosas como calculadoras, computadores, inclusive hasta tus apuntes (si son muy bonitos y completos). 

4. Un empleo de vacaciones o fines de semana.

Otra alternativa que usan los estudiantes muy a menudo es conseguir un empleo parcial de fines de semana o de vacaciones. Podrás encontrarlo en muchos sectores, sobre todo en restaurantes, bares, tiendas de ropa, entre otros. Consulta con algún familiar o con tus papás si conocen de algún trabajo que te pueda servir. Yo te sugiero que si ya estás en semestres avanzado optes por buscar trabajos en empresas relacionadas con lo que estudias o lo que te gustaría hacer cuando te gradúes. Sería una excelente oportunidad para validar que realmente te gusta y para conocer de cerca cuáles son las aptitudes que más valoran estos trabajos. Adicionalmente, los trabajos por hora también pueden ser una buena opción, en algunas universidades contratan estudiantes como monitores o para realizar tareas administrativas.

5. Emprende

Si tienes alguna idea de negocio que te apasione, la universidad es un buen momento para iniciarlo. Escoge muy bien tu equipo emprendedor (tus socios) e inicia de una vez con un producto mínimo viable. No se trata de crear un imperio desde el principio, pero si validar que tu idea de negocio podría ser rentable y tener una primera experiencia como empresario. Hoy en día los negocios digitales están de moda y finalmente solo debes invertir en un sitio web, un logo y tu producto mínimo viable para que arranques tu propia empresa.

Tips para que manejes tus finanzas como un profesional